Canal RSS

Pastilla 11: Ejecuciones en el SIE – Caso Justiniano Najarro

Publicado en

Era una tarde como cualquier otra. Justiniano tenía 50 años y se encontraba en el mercado con su sobrino Melitón de 14. Justiniano, ayacuchano jubilado, tenía su negocio de pan en San Juan de Miraflores y se disponían a regresar a su domicilio en un vehículo particular cuando un  Volkswagen celeste con letrero de taxi lo interceptó. Salió un hombre y a los dos los obligó, utilizando un arma de fuego, a que entraran al auto. El recorrido fue traumante y lleno de insultos. Cuando llegaron al lugar, tío y sobrino fueron separados. Justiniano fue asesinado y Melitón vivió para contarlo.

Relató que se encontró en un cuarto frío, esposado y boca abajo mientras le preguntaban si a la casa de su tío iban terroristas, a lo que él respondía negativamente. Pasaron los minutos y él escuchaba los gritos de dolor y sufrimiento de su tío. Finalmente, lo metieron a un carro junto con un desconocido que yacía en el asiento y luego de 45 minutos de recorrido, Melitón fue liberado. Se encontraba muy asustado y no reparó en que ese sería el último día que vería a su tío Justiniano.

“Si avisas que la DINCOTE te ha llevado, te agarro por ahí y quemo tu casa. A tu familia le tienes que decir que has estado jugando con unos amigos” fueron las últimas palabras de sus secuestradores.

¿Por qué lo mataron? Justiniano fue profesor de psicología y filosofía y ex decano de la facultad de Educación en la universidad San Cristóbal de Huamanga. En el año de 1985 fue privado de su libertad, sin prueba alguna, durante 3 meses por presuntos vínculos terroristas. Su caso fue resuelto y desde aquel entonces no tuvo ningún problema con la ley: fue hallado inocente.

Sus días de terror se retomaron en Lima, cuando en San Juan de Miraflores se halló el cadáver de un sub oficial EP y agente del SIN en la misma urbanización donde Justiniano vivía. Lo que lo ubicaba como posible culpable era que al costado del cadáver había un cartel que decía  “Muerte a los genocidas, PCP-SL” y junto a éste, una bolsa de pan.

Sin embargo, luego de las investigaciones, interrogaciones y fotos respectivas, el teniente Terrones le manifestó que todas las dudas habían sido despejadas y que no había nada contra él. El pan junto al cadáver no era de su panadería. Nuevamente, el 16 de junio de 1993,  fue hallado inocente.

Pese a no encontrarle culpa, Justiniano Najarro fue otra víctima del SIN que fue conducido a los sótanos de SIE (Servicio de Inteligencia del Ejército) donde fue torturado, ejecutado y posteriormente incinerado en un horno de mencionado lugar.

http://www.aprodeh.org.pe/casos2007/lima/casonajarro.html

http://derechoshumanos.pe/2009/07/08/celeridad-para-el-caso-justiniano-najarro/

http://idehpucp.pucp.edu.pe/boletin/index.php?view=interna&cat=35&id=110

http://www.minjus.gob.pe/extradiciones/CasoFujimori/cuadernillos02.asp

 

Anuncios

Acerca de Dr. Justo

Soy el Dr. Justo les invito estas pastillas para rememorar hechos sucedidos durante el régimen fujimorista. Está PROHIBIDO OLVIDAR!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: